THE MOLECULAR MANUFACTORY

RUDOLF GROUP – Fabricante de productos para el acabado textil y químicos para la construcción desde hacer

RED GLOBALFORMULARIO DE CONTACTO

En el “Sistema Ecológico de RUDOLF”, hasta los detalles más mínimos se desarrollan en conjunto a través de un intercambio de experiencias internacional, para poder reconciliar y reflejar las necesidades de las culturas más diversas. Esto nos pone en condiciones de llevar nuestras estrictas reglas y normas, que forman parte de una cadena de valores creada por nosotros, hasta a regiones en las que la protección ambiental y la sostenibilidad no se toman tan en serio.

Pero también reaccionamos a las necesidades especiales de las personas en el lugar, asegurándonos de que nuestros estándares también se implementen en sus plantas de producción y laboratorios, siguiendo el lema de “Piensa globalmente, actúa localmente”.

1.300

EMPLOYEES

20

subsidiaries

30

representations

WOLFGANG SCHUMANN

La Gerencia

“En el año 1922, el fundador Reinhold Rudolf puso los cimientos de su empresa proveedora de la industria textil en el norte de Bohemia. En esa época no se habrá imaginado todavía qué tamaño e importancia internacional esta empresa iba a alcanzar en los siguientes 90 años. Pero una cosa la tuvo bien claro desde el comienzo: Que solamente el mejor servicio a los clientes y una estrecha cooperación con ellos en el desarrollo de nuevos productos iban a llevarla al éxito. Hoy en día, son sobre todo estos valores que siguen marcando nuestra cultura empresarial, y es nuestro compromiso preservarlos.

Siendo una empresa familiar de cuarta generación, siempre hemos estado muy conscientes de la importancia que tienen nuestros empleados. Fue solamente gracias a su compromiso que nuestra empresa haya podido lograr el nivel de desarrollo que presenciamos actualmente. Ellos al mismo tiempo nos hacen recordar la gran responsabilidad que asumimos con nuestros productos frente a las personas y el medio ambiente.”

DR. WOLFGANG SCHUMANN

La Gerencia

“Entrar en la gerencia de una empresa siendo ya la cuarta generación realmente no es una tarea fácil. Por un lado, es preciso preservar lo que las generaciones anteriores han creado con mucha prudencia. Pero a la vez se trata de enfrentar los retos del futuro con entusiasmo, responsabilidad y una mente abierta.

Es un hecho que ya no es posible imaginarse nuestro mundo moderno sin la química y con ella la industria química, aunque estos campos se critiquen a menudo. Por eso es sumamente importante tomar realmente en serio conceptos como la sostenibilidad, la protección ambiental y la responsabilidad social. Uno debería emprender nuevos caminos, estando siempre consciente de que no todo lo que es posible técnicamente también es sensato. Y a la vez, nuestro enfoque en esta nueva era debe ser la valoración del ser humano."